jorge-ben-a-tabua-de-esmeralda

“Cuando inventé este ritmo, lo llamé sacundin sacunden, después, en época de la Jovem Guarda, se volvió samba jovem y, más tarde, sambalanço.” (Jorge Ben)

Si Tim Maia fue el padre de la música soul brasileña, Jorge Ben es la raíz de la creación de todo un nuevo género musical típicamente brasileño, a partir de la fusión de las bases rítmicas y temáticas del samba con un discurso y una musicalidad absorbidos directamente de la música negra estadounidense. Samba-jazz, samba-rock, sambalanço, samba-funk, son algunos de los ritmos cuya evolución se puede atribuir a la peculiar manera de Jorge Ben tocar la guitarra.

Autodidacta, Ben no podía imitar la técnica depurada de los músicos de la bossa nova, y eventualmente terminó desarrollando una forma única de tocar la guitarra, a partir de un ritmo inusual que mezcla el rock con el estilo íntimo de su ídolo João Gilberto. La guitarra de Jorge Ben fue fundamental para la génesis del samba-rock, con sus combinaciones rítmicas complejas, que influyó en toda una generación de nuevos compositores. Su estilo de canto hablado, similar a cantantes de blues estadounidenses y al repente brasileño, le hizo capaz de dotar de melodía y ritmo incluso a los fraseados menos musicales.

A Tábua de Esmeralda“,  de 1974, es su décimo álbum y considerado por muchos como el mejor. El sonido de este disco en particular es muy simple, las canciones impulsadas por la guitarra acústica característica de Ben acompañada de una guitarra bajo y percusión. Las melodías están magníficamente elaboradas, logrando ser fluidas y populares sin sentirse banales o predecibles.

El disco es marcado por el misticismo. En aquel entonces Ben se dedicaba al estudio (más bien teórico que práctico) de la Alquimia, la ciencia de la transmutación universal. Sólo por la portada, que muestra figuras de Nicolas Flamel, el más famoso alquimista, y la primera ley de la “tabla de esmeralda”, texto escrito por Hermes Trismegisto, que dió origen a la Alquimia (“es verdad, sin mentira, cierto y muy verdadero”), se observa que Jorge Ben sabía los fundamentos y los orígenes de la Alquimia.

Las referencias a la Alquimia están presentes en la mayoría de las canciones del álbum. A parte de la obvia “Os alquimistas estão chegando”, primera canción del álbum, “O homem da gravata florida” es una referencia a Paracelso, médico y teórico alquimista, y “Hermes Trismegisto e Sua Celeste Tábua de Esmeralda” explica los fundamentos de la ciencia hermética. Otros temas también están presentes, como en “Zumbi”, “Mulher Menina da Pele Preta” o “Magnolia”.

Jorge Ben es el gran alquimista de la música brasileña, capaz de juntar, soldar, alear y mezclar elementos distintos para transmutarlos en nuevos elementos y nuevas posibilidades. ¡Salve Jorge!