Este mes destacamos otro disco en el que han colaborado grandes nombres de la música brasileña: “Tropicália ou Panis et Circensis”. La obra fue el manifiesto sonoro del Tropicalismo, movimiento que estuvo en el centro de la vida cultural brasileña a finales de los 60.

El Tropicalismo surgió bajo la influencia de la cultura pop, las vanguardias estéticas, la cultura popular brasileña y la contracultura. No es casualidad que el disco por el que se identifica el movimiento se lanzó en 1968. Además de la música, se reconocen como tropicalistas artistas de variados campos, como el dramaturgo José Celso Martinez Corrêa, el artista plástico Hélio Oiticica y el cineasta Glauber Rocha, entre otros. En la música, nombres como Caetano Veloso, Gilberto Gil, Os Mutantes, Tom Zé, entre otros, acompañados de los poetas Capinam y Torquato Neto, fueron los más destacados. Como referencia del movimiento, están la antropofagia de Oswald de Andrade, la poesía concreta de los hermanos Haroldo y Augusto de Campos, el pop-rock internacional y la cultura popular brasileña.

Portada del disco Tropicalia ou Panis et Circencis

La voluntad de superar la separación entre manifestaciones culturales “auténticas” y otras dichas “alienadas” impulsó el Tropicalismo. De un lado estarían aquellos que respectaban las tradiciones culturales de Brasil y, de otro, los “colonizados” por el “imperialismo” estadounidense. Ni uno ni otro…  y todos los dos, dijeron los tropicalistas. Para ellos, no había contradicción alguna entre las manifestaciones culturales tradicionales de Brasil y las innovaciones estéticas radicales venidas desde fuera, como la guitarra eléctrica, por ejemplo.

Por lo tanto, en el disco Tropicália ou Panis et Circensis se encuentran temas como “Bat Macumba”, de Caetano e Gil, en el cual las guitarras eléctricas de Os Mutantes suenan a todo volumen; o una canción considerada hortera, “Coração materno”, de Vicente Celestino, compositor brasileño muy famoso en los años 30. Canciones concretistas, como “Enquanto seu lobo não vem”, y bien humoradas, como “Três caravelas (Las tres carabelas)”, están presentes en el disco, que tuvo en “Baby”, canción de Caetano Veloso interpretada por Gal Costa, su mayor hit.